FANDOM


Miketz


El Faraon de Ejipto tuvo el famoso suenyo de las vakas i las espigas. Yosef se lo desifró i dijo: "I agora buske el Faraon un hombre entendido i savio, i póngalo sobre la tierra de Ejipto".

Yosef akonsejó al Faraon designar un hombre savio para dirijir la aktividad de la rekoleksión durante los siete anyos de abundansia i para komersializar el sereal más tarde. La idea fue del agrado tanto del Faraon komo de la korte.

Ma kedan un par de dudas por resolver.

1. Kómo se le atrevió a Yosef a dar un konsejo ke nadie le abía pedido?

2. ke mos importa la opinión de los kortesanos del Faraon? Es más ke sufisiente ke este aprobe la sujestión de Yosef.

Un kuentiko muncho kortiko mos dará las respuestas.

Un joven prínsipe se moría komo konsekuensia de una grave enfermedad. Los más importantes medikos del reino ja lo abían desahusiado. El rei, desesperado, pensando ke ja no tenía nada ke perder, fizo publikar proklamas por las kualas se anunsiava a todo akel ke krejera poder salvar al prínsipe, ke tendría entrada franka en el palasio, donde el mismo lo resibiría.

En la kapital del país vivía un ekselente mediko ke konosía los detaies de la dolensia ke padesía el prinsipe enfermo. Sabía tambien kómo kurarlo. Ma era un hombre poko konosido, tímido, i no se abía atrevido asta entonses a prestarse ante el rei. Nonobstante, al enterarse de la proklama, juzgó ke debía kumplir kon su deber. Se apersonó al palasio, donde lo fizieron pasar en rapido al kuarto del prínsipe. Ver i estudiar el kaso de serkas lo fizo konfirmar su diagnóstiko. Este mediko sabía ke lo ke el pasiente nesesitava era un medikamento muy barato i fásil de obtener, ke se ekstraía de unas plantas ke kresían por todas partes. Los galenos reales abían intentado kurar al prínsipe kon varios tipos de kostosísimos remedios, por lo ke muestro mediko penso ke se burlarían de el i de sus metodos simples, i ansi, lo ke era pejor, ke a raíz de ese despresio el prínsipe moriría. Ellos dirían: "Mosotros tenemos probado salvar al prinsipe kon medisinas espesialísimas i kostosisimas i no konsegimos kurarlo, i agora viene aki este i trata de kurarlo kon jujos silvestres". Ansi ke utilizó una estratajema para ke el rei aseptara su proposisión.

-Senyor- dijo al rei- se me ha okurrido ke sierta antiga droga kuja fórmula konosen bastante pokos, puede utilizarse en este kazo. Ma nesesito la ajuda de un kemiko de alto nivel para obtenerla. Se trata de ekstraer siertas sustansias esensialas de algunas plantas i de mezklarlas despues de un modo delikadísimo i perfekto, lo ke rekiere gran maestría. Non kualkiera puede fazerlo. Si mi senyor Rei logrará konseguir un eksperto de primera kategoría, un espesialista en farmakolojía i botánika, el prínsipe ja va a salvarse, i el hombre ke komponga la droga según mi indikasión se fazerá digno de todos los honores i honras.

Kada uno de los medikos ke se enkontraba presente pensó ke era muncho probable ke el rei lo designara para preparar el miraviyozo medikamento, por lo ke todos se apresuraron a aseptar la proposisión del resien avenido. Este se felizitó interiormente por el eksito ke stava obteniendo, i non se sorprendió demasiado kuando el rei lo yamó para desirle:

-Si eres kapaz de dirijir al ke destile los elementos básikos i prepare la medisina, no me kabe duda de ke sabes fazerlo tu mejor ke nadie.

Asta akí la parábola.

Yosef entonses pensó:

-Aasta este momento non so más ke un sklavo, un preso de las kárseles del Faraon. Non puedo favlar ante los savios i magos de la korte. Ni sikiera puedo aklarar al rei el kontenido de sus suenyos, ke es fazilísimo. Sus savios le an stado yenando la kabeza de toda klase de eksplikasiones estrafalarias i komplikadas. Kon toda seguridad se burlarán de mi i de todo lo ke pueda yo dizir.

Por eso les fizo suponer ke el rei elejiría a uno de eyos -un hombre entendido i savio- para administrador de los depósitos de sereales ke supondrían valores milyonarios para manejar. Kada uno de los kortesanos i ministros supuso entonses de sí mizmo ke el podía ser kandidato para el puesto, i todos aprobaron al unísono la proposisión del joven hebreo. Ma Faraon, konsiente de ke tenía ante sí al hombre perfekto para el kargo, deklaró:

-Si el Senyor fizo ke supieras todo esto, non ai entendido ni savio komo tú!

-Si el Senyor te ha komunikado todas estas kosas... Eresh el más digno de desempenyar el kargo de virrei de Ejipto!

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.